Salud

Salud

Los poderes públicos tienen la obligación, recogida en la Constitución, de velar por el derecho a la propia salud adoptando las medidas preventivas que sean necesarias y preservando el correcto funcionamiento de prestaciones y servicios sanitarios, así como el mantenimiento de un régimen público de Seguridad Social que nos asegure asistencia y protección frente a situaciones de necesidad.

Así lo dice la Ley. Desgraciadamente, no siempre se cumplen estas estrictas obligaciones que afectan a un ámbito tan esencial como es el de la salud y el bienestar físico.

Infradiagnosis de enfermedades profesionales, accidentes de trabajo no reconocidos, conflictos con las mutuas, altas médicas injustificadas, actuaciones lesivas de derechos por parte de organismos públicos, atención sanitaria insuficiente, prestaciones no concedidas, incumplimiento de la normativa en materia de prevención y protección de la salud de trabajadores y trabajadoras, presencia abusiva de contaminantes en nuestro entorno... Las posibilidades de conflicto son muchas, y es necesario contar con profesionales expertos para defender el derecho inalienable a la vida y a la salud.

Especialidades

Noticias relacionadas

  • Privalia: despedido por cuidar

    El Juzgado Social 21 de Barcelona ha condenado a la empresa de venta online Privalia a readmitir e indemnizar por daños morales un extrabajador al considerar que su despido estuvo motivado por la posibilidad de que el estado de salud de su mujer -enferma de un cáncer sin posibilidad de cura y en estado terminal en el momento de la extinción- comportara ausencias frecuentes de su puesto de trabajo.

    Leer más...
  • Bomberos: amianto

    El Juzgado Social 13 de Barcelona ha dictado la primera sentencia que condena a la Generalitat de Cataluña por falta de medidas de protección frente a la exposición al amianto en el caso de un bombero en situación de incapacidad permanente a consecuencia de una asbestosis.

    Leer más...
  • Leucemia herederos

    El marido de una trabajadora fallecida como consecuencia de una leucemia provocada por la exposición a productos químicos en el lugar de trabajo recibirá en calidad de heredero de la difunta los más de 281.000 de indemnización en concepto de daños y perjuicios que, según determina la sentencia del Juzgado Social 31 de Barcelona, ​​la trabajadora habría podido reclamar antes del fallecimiento. Con anterioridad, el marido y las hijas de la difunta habían percibido 125.000 € de indemnización por la muerte de la madre y esposa. La sentencia diferencia y considera compatibles ambas indemnizaciones.

    Leer más...
Ver todo